Bajo autoestima: y cómo nos auto-humillamos

bajo autoestima

El bajo autoestima y la auto-humillación van de la mano, cuando nos ofendemos y auto agredimos con pensamientos negativos.

Cuando somos agresivos y nos culpamos de todo lo que ocurre en nuestro alrededor, nuestras emociones se verán afectadas.

Por lo tanto, esa negatividad puede producir dolor y sentimientos de poco valor hacia nosotros mismos.

Las personas con bajo autoestima tienden a humillarse y culparse cuando otras personas lo han hecho anteriormente.

Son sentimientos marcados por la opinión de los demás, que nos hacen sentir tristes, con ira, vergüenza y estados de culpa.

Por qué nos auto-humillamos

Existen momentos o circunstancias que conllevan a un degrado de nuestro autoestima, dañando nuestras emociones y perdiendo el respeto o valor como ser humano.

A la vez, podemos decir que por miedo a ser rechazados o por la necesidad de una constante aprobación por parte de otros solemos auto-humillarnos.

A continuación te muestro algunos indicadores del porque nos auto-humillamos:

  • Miedo a ser rechazado:

Como ser humano necesitamos afecto o atención de ciertas personas, cuando nos vemos fuera del alcance de estas entramos en colapso emocional.

En consecuencia, cuando tenemos una autoestima baja, llegamos a humillarnos para poder encajar y ser aceptados ante los demás.

  • Relaciones amorosas:

Existen personas que dependen emocionalmente de su pareja, estas sufren de bajo autoestima y tienden a auto-humillarse.

Solo por la necesidad de vivir acompañados son capaces de agredirse para evitar perderlas y quedarse solos.

  • Autodefensa:

De acuerdo a la circunstancia, un apersona puede auto-humillarse cuando se ve en riesgo, ejemplo; un asalto, un atentado o cuando está bajo violencia.

Cómo poner solución al bajo autoestima

Primero que nada debemos auto-evaluarnos y tener en cuanta cuando estas con bajo autoestima.

A veces los pensamientos negativos nos agobian e invaden nuestras emociones, afectando nuestro estado emocional y mental.

Si queremos poner solución a estos problemas debemos tener en cuenta que posiblemente no es un proceso fácil, pero con constancia podemos lograr.

  • Alejar toda negatividad.

Esto involucra a las personas que no aportan nada positivo a tu vida, es importante dar un giro y estar rodeado de personas que valoren y apoyen tus esfuerzos.

  • Acepta los problemas.

Como todo en la vida hay altos y bajos, eso no significa que se acabe el mundo, los problemas forman parte de una experiencia de la cual hay que aprender.

Por lo tanto, deja la culpa a un lado y aprende de los obstáculos para sobreponerte ante cualquier adversidad.

  • Deja de controlar todo.

Existen momentos o cosas que quieres controlar pero estas a veces se escapan de nuestras manos, por ello, debes aprender aceptar lo que ocurre a tu alrededor y dejar fluir.

  • Trabaja tus errores.

Trabajar en los errores no significa que debas auto-humillarte para encajar, debes equilibrar tu autoestima para aceptar los fallos sin importar el qué dirán.

Si deseas leer más artículos visita nuestro blog aquí. Y si requieres de un psicólogo te recomendamos visitar nuestra sección de terapias online aquí

Otras publicaciones

No esperes más y solicita tu consulta