C/ de Enrique Wolfson, Nº 33

38004 Santa Cruz de Tenerife

+34633750004

24/7 estamos a tu lado

24 horas

Siempre a tu lado

¿Cómo Manejar la Ira y la Agresividad?

Manejar la Ira

Primeramente para poder Manejar la Ira, debemos de estar consciente de la forma como reaccionamos hacia los demás y ante situaciones que no nos agradan.

La ira es una emoción propia de la persona, que viene como respuesta a situaciones de inconformidad o reacción.

Este es un tipo de emoción en el cual expresamos nuestro desacuerdo hacia algún evento en nuestras vidas.

Sin embargo, hay que tener cuidado, ya que la ira mal manejada viene siempre acompañada de  agresividad.

Es por eso que hay que estar atento al estar enojados, para no herir ni maltratar física o verbalmente a otros.

Lo mejor para aprender a Manejar la Ira, es ser racionales en esos momentos para así canalizar bien esa emoción.

La Ira mal dirigida trae consigo la agresividad, que podemos ser desmedidos con otras personas.

O cuando existen situaciones irrelevantes y estallamos con gran ímpetu, exagerando la nota ante él suceso. Hablamos de una ira problemática o no adaptativa.

Es de mencionar, que existe varios grados de ira. En la que podemos destacar:

  • Ira reactiva:

Cuando respondemos de forma impulsiva e inmediata ante una situación, que puede ser: un objeto o persona que nos produce un disgusto.

En este tipo de ira, se caracteriza porque puede deberse a una injusticia, una agresión o un insulto.

  • Ira pasivo – Agresiva:

Las emociones negativas se expresan en forma de actos o palabras pero sin que la persona esté presente.

Es decir, de forma indirecta. También puede suceder que ante la persona que estemos disgustados no le dirijamos la palabra.

  • Ira evitativa:

Es la ira que actuamos como si todo estuviera normal pero por dentro estamos molestos.

Es un tipo de emoción muy perjudicial porque se internaliza en la persona al no expresarla, llegando hasta somatizar en el organismo.

  • Ira directa:

Es cuando admitimos que estamos enojados y expresamos nuestras molestias de forma racional y asertiva.

En que no buscamos conflictos ni agredimos a nadie, y somos capaces de aliviar nuestro malestar de forma apropiada.

5 Claves Para Manejar la Ira.

Para Manejar La Ira, puedes desarrollar estas 5 claves que puedes implementar:

  1. Aprender a relajarte:

En un momento de ira, puedes implementar esta técnica primero relajarse, respirar profundamente. Hacer un conteo hasta determinado número o expresar frases positivas.

Que te ayuden a cambiar tu estado de ánimo, también pensar en algo o en alguien como forma que te conecte con emociones positivas.

  • Cambiar la forma de pensar:

Puedes adoptar una actitud, evita ser reactivo sino más bien analiza si tus pensamientos son racionales o son producto de la pasión del momento.

  • Trabaja las situaciones de enfado asertivamente:

Tienes derecho a manifestar tus sentimientos, tus derechos, tus puntos de vista sin herir u ofender a los demás.

  • Tener mucha paciencia:

Hay situaciones que traen problemas, que no pueden ser resueltos a corto plazo. En el que debes de tener paciencia y aprender a manejar la coyuntura.

  • Busca la tranquilidad:

Evita quedarte en el ambiente donde haya el conflicto, busca la serenidad, puedes tomarte un tiempo a solas para tener paz mental.

Finalmente, para Manejar La Ira, siempre es conveniente tomar ejercicios de meditación.

1 hora diaria de meditación ayuda mucho a que la persona esté calmada en situaciones estresantes.

“Aprender a recibir con agrado las situaciones desagradables” exclaman los atletas de la meditación.

Hace que la persona sea más fuerte a nivel psicológico, ayuda a mantener la serenidad y cultivar la paciencia.

No es que se deje manipular o agredir por otros, sino a sacarle provecho a esas situaciones conflictivas y hasta crecer como persona.

Si te ha interesado este artículo y deseas profundizar más en el tema te recomendamos echar un vistazo aquí . Si te ha gustado nuestro artículo puedes leer más aquí

Otras publicaciones

No esperes más y solicita tu consulta